17/06/2021

Asamblea General de CEDMA. Intervención del Presidente.

Buenos días

Cada presidente de CEDMA tiene sus propios desafíos.

Miguel Agulles tuvo que poner en marcha la Federación en un momento en que nadie creía que saldría adelante. En apenas unos años, el Cercle Empresarial de la Marina Alta paso de ser un grupo de empresarios que prácticamente tenía que llamar a todas las puertas a una organización con músculo propio frente a las administraciones públicas.  

Sonja Dietz capitaneó CEDMA en medio de una de las crisis económicas y financieras más espantosas que se han conocido, con empresas quebradas y un desempleo atroz. Salió adelante, con un gran esfuerzo, apoyando siempre a las empresas de la comarca, consolidando esta casa y alcanzando nuevas cotas de influencia.

Ahora estoy yo. Y nada más empezar, me toca una pandemia, con toda la tristeza que ha conllevado y todas las pérdidas que hemos sufrido: perdida de seres queridos, compañeros, colegas, amigos, que no han podido superar la enfermedad, unido a las dificultades económicas que se han  producido como consecuencia de esta crisis y que estamos sufriendo.

Estoy seguro que Miguel Agulles y Sonja Dietz, pese a su gran valía, nada hubieran podido hacer solos. Y que todo lo que se ha conseguido en los años anteriores, ha sido fruto del  trabajo conjunto de todo el empresariado que conforma CEDMA y del gran apoyo que los presidentes han recibido de sus respectivas Juntas Directivas. Por este motivo, os agradezco el esfuerzo que hacéis para que esta Federación siga adelante, y os pido una vez más, vuestro respaldo y apoyo frente a los desafíos que se nos presentan ahora.

Hemos pasado un confinamiento total en el que se nos ha impedido trabajar con normalidad, pero al mismo tiempo se nos ha exigido que hiciéramos frente a los mismos gastos e impuestos con unas ayudas que han rozado lo ridículo. Y lo hemos hecho.

Nos han pedido que utilizáramos los ERTEs para no despedir. También lo hemos hecho.

Que respetáramos unas normas que en algunos casos eran de dudosa utilidad. Pues esas normas, respetadas.

Que pidiéramos préstamos para sobrevivir un día más. Y los estamos pagando.

Que nos reconvirtiéramos y reaccionáramos y nos adaptáramos a un mundo completamente nuevo y lleno de zooms, de neoburacracia y de teletrabajo. Y como somos empresarios y nos gusta esta vida, pues hemos dicho: adelante con esto. Y adelante también con otras muchas cosas que hemos ido haciendo a lo largo de este año.

Hemos incorporado a nuevas empresas y a nuevas asociaciones, y hemos fomentado la unión entre ellas. Hemos visto como empresarios de diferentes localidades de la Marina Alta han conseguido unirse para crear la Federación de Comercio Comarcal.  Y favorecemos estas alianzas porque CEDMA tiene que convertirse en esa gran patronal que actúe como paraguas para absolutamente todas las empresas de la comarca.

Hemos organizado jornadas informativas para el empresariado sobre el Brexit, sobre las nuevas amenazas digitales, etc. Hemos participado también en jornadas como las organizadas por Labora, Invat.tur o Creama.

Hemos firmado convenios con distintas entidades, como la entrada de CEDMA en el World Desing Capital Valencia 2022. Y después, hemos propiciado reuniones de trabajo entre la capitalidad del diseño y el Fundación de la Ciudad Creativa de la Gastronomía. Y así hemos convertido nuestro lema, “Juntos somos más fuertes”, en una realidad tangible.

Nuestra integración con la CEV es absoluta. Prácticamente participamos en todos los grupos y comisiones de trabajo que ya existían y también en las de nueva creación, como la de Autónomos, la de Innovación y Digitalización, la de Infraestructuras, la de Comarcas. Y participamos activamente, con propuestas que luego son trasladadas a las diferentes administraciones.

Allí donde hemos estado, hemos defendido con uñas y dientes nuestro territorio, incluso ante el Rey, con quien tuvimos el privilegio de poder compartir una charla José Juan Fornés y yo, y a quien hemos invitado a venir a la comarca.  

Hemos llamado a muchas puertas y hemos exigido muchas cosas. Pero muchas. Por ejemplo el tren. Hemos ido hasta el mismísimo Ministerio de Fomento, nos hemos plantado ante el Secretario de Estado de Infraestructuras y le hemos reclamado que nos traiga el tren.  

¿Y ahora?

Pues ahora vienen de Europa 140.000 millones de euros, y os digo una cosa, como venga todo este dinero y no sean capaces de destinar 259 millones a hacer el tren Dénia-Gandía

Y no solo por el tren. Son muchas más las cosas que precisamos en la comarca, como el desarrollo de nuevo suelo industrial, la mejora de las carreteras secundarias, una mayor cobertura telefónica e internet de mejor calidad, etc, ahora que tanto hablamos de digitalización….

No podemos permitir que los políticos manejen ese dinero a su antojo, porque ese dinero, el dinero de Europa, es el dinero de millones de ciudadanos de la Unión. Personas como nosotros, como nuestros vecinos. No es un dinero que cae del cielo. Es nuestro, de los contribuyentes. Y debe ser invertido de manera eficiente para garantizar un futuro a toda la sociedad.

En nuestra situación actual, seguimos dependiendo del Turismo. Es nuestro sector más potente, pero también el más damnificado a causa de la pandemia. Y el más demonizado. Y eso ha sido tremendamente injusto. La Hostelería ha hecho un esfuerzo ingente por garantizar la seguridad de los clientes, adaptándose en cada momento de una manera ejemplar,pero ha pagado la cuenta del miedo como ningún otro sector. Por eso, la Federación ha querido estar presente en todas y cada una de las reivindicaciones de nuestros socios de AEHTMA.  

Con las administraciones hemos tenido nuestros más y nuestros menos. Hemos visto como en municipios como en Xàbia se les ha facilitado la vida a los empresarios, y lo hemos puesto como ejemplo de lo que debe hacerse. O como en el caso de la declaración de Municipio inundable de Oliva, que por más que insistimos en que se haga lo mismo con la Capital de nuestra comarca por razones obvias, aún no lo hemos logrado, pero de urbanismo no vamos a extendernos…  que …  Porque a veces parece que nos tratan como si fuéramos el enemigo a batir, cuando en realidad somos un empresariado preocupado por nuestra sociedad y comprometido con nuestro entorno. Porque vivimos aquí y nos gusta vivir aquí.

Tiene que haber un quid pro quo. El trato que se da al empresariado por parte de las diferentes administraciones tiene que mejorar, para que nosotros podamos hacer bien nuestro trabajo y ellos el suyo, que es estar a nuestro servicio y el de todos los ciudadanos. Ellos trabajan para todos nosotros, administran el dinero que les entregamos, y eso tienen que empezar a tenerlo claro.

También queremos acercar nuestra Federación a los jóvenes, tratando de exponerles en los colegios e institutos nuestras experiencias, nuestras vivencias, nuestra pasión,  al igual que hacen otras profesiones como Policía o Bomberos, es importante que transmitamos quienes somos , nuestro compromiso con nuestra sociedad y fomentar el emprendurismo entre nuestros jóvenes. Tiene que haber una nueva generación interesada en crear empresas, riqueza, trabajo.

Finalmente, no hablamos lo suficiente de la Responsabilidad Social Empresarial y de Sostenibilidad. Sé que muchos, no únicamente empresarios, levantan la ceja cuando escuchan discursos sobre estos temas, y no me extraña. Existe mucha confusión sobre lo que supone esto y qué puede hacer cada uno.  Debemos tomar consciencia de su importancia y debemos hacerlo porque puede ser una herramienta muy potente tanto para la mejora de la sociedad en general como para nuestra supervivencia en el medio y largo plazo. 

Como sabéis, a lo largo de los últimos meses he estado intentado que consiguiéramos la primera Memoria de Sostenibilidad de CEDMA. Me hubiera gustado presentarla en la asamblea de hoy, pero lamentablemente no ha podido ser. Los procesos internos de cada empresa son muy diferentes, y por ello hemos tenido que replantear los indicadores escogidos para poder elaborar una memoria con la que las empresas participantes se sintieran cómodas.

Estoy convencido de que conseguir esa memoria será el principio de una transformación profunda que siente las bases para el mejor desarrollo posible de cara al futuro de esta comarca.

Muchas gracias.

 

Benito Mestre Caudeli. 

Presidente del Cercle Empresarial de la Marina Alta. 

 

« volver

Uso de cookies de www.empresarios-cedma.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR